Sobre la situación actual en Catalunya

Buenos días, Jordi,

En primer lugar me gustaría presentarme. Soy estudiante de tercer curso del Grado de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Y lo confieso: estoy donde estoy en parte porque hace unos años me enganché a un programa de televisión llamado “Salvados”, y pensaba: “yo de mayor quiero intentar llegar a ser como este tío”.

Precisamente por eso no pienso caer en el absurdo y en la ignorancia de llamarte “falangista” o “traidor”, tal como algunos maleducados al mismo tiempo que imbéciles llevan rato haciendo vía redes sociales, tras la entrevista de anoche. Básicamente no lo pienso hacer porque considero que has sido fiel a tu propio estilo, que a mí personalmente me encanta. Incisivo, tenaz y duro con el entrevistado.

No obstante, me gustaría mostrar mi descontento con respecto a tu encuentro con el President de la Generalitat, Carles Puidgemont, a nivel de contenido. Bajo mi punto de vista, y si se me permite la expresión, ésta no era una entrevista para “sacar mierda” de Convergencia (formación actualmente escondida bajo el nombre de PDeCat). Podríamos estar horas, días o incluso meses criticando y diciendo cosas que el partido ha hecho mal a lo largo de los años. Sin embargo, esta entrevista era el momento perfecto para que la gente, de Cataluña pero sobre todo del resto de España, conociera la situación y resolviera las muchas dudas que, la falta de información y la tergiversación de la misma, hacen que la sociedad tenga.

Era la situación idónea para que la población conociera el verdadero motivo por el cual nos encontramos ante la situación en la que nos encontramos, más allá del simplista concepto de que “estamos así porque los dos bandas llevan muchos años enrocados en la misma postura”, que en algunos momentos has utilizado. Y es porque en muchas otras entrevistas es lo que has hecho, mostrar la raíz del conflicto / problema, que en esta ocasión me quejo.

Para terminar, me gustaría hacer hincapié en la poca parcialidad del discurso periodístico desarrollada, por tu parte, en tanto que el objetivo de la entrevista debería haber sido mostrar la realidad a la ciudadanía con el índice de honradez necesario. Y es que aunque esté de acuerdo en señalar como inapropiados y punibles de la A a la Z los cortes de voz tanto de Forcadell como de Turull, encuentro también injusto que se haya mencionado solo de puntillas, (si es que en algún momento se ha comentado), la intervención de competencias de la Generalidad de Cataluña (algunas de ellas fijadas por la Carta Magna como exclusivas del Govern), por parte del Estado Español.

Y ya sin más dilación, si es que alguna vez llegas a leer este texto, gracias por mantener siempre tu forma de hacer periodismo y por haber  guiado a personas tan perdidas en la vida como yo para que nos dediquemos a este oficio tan bonito llamado periodismo.

¡SALUT!

 

 

Anuncios