Conociendo a la mejor de las mejores

Esta entrada no negaré que es una de las que más ilusión me hace escribir. Me hace muchísima ilusión escribir sobre una mujer espectacular, dentro y, sobretodo, fuera de la pista. Estoy hablando, sin ninguna duda, de Judith Núñez.

Esta burgalesa, de 29 años, sufre osteogénesis imperfecta (huesos de cristal); una enfermedad muy rara que hace que las posibilidades de sufrir algún tipo de fractura ósea sean mayores que cualquier persona.  Empezó en el mundo del baloncesto en silla de ruedas con sólo 12 años, debutando con la escuela de UNES Barça. Posteriormente jugó con CEM Hospitalet hasta volver a UNES, donde compitió en la mejor liga a nivel estatal. Finalmente, hace dos temporadas aterrizó en Sabadell para formar parte de, primero Sant Nicolau, y actualmente en Global Basket. Debutó con la selección femenina con 16 años y, hasta hoy, se mantiene como una de las piezas fundamentales del conjunto nacional (solo hace falta ver los resultados :P)

Se puede decir que hace dos años que realmente la conozco, pues cuando ella jugaba en UNES Barça evidentemente no tenia el contacto que ahora tengo ahora. Hace dos años que tengo la gran suerte de compartir prácticamente el día a día con ella, con una de las personas más divertidas, simpáticas……… que este planeta ha podido parir. Aunque a veces dentro de la pista me mire con cara de: “ahora mismo alguien va a ser asesinado, y ya te digo yo que no voy a serlo…” sabe perfectamente que el aprecio y la estima que le tengo es infinita.

Para terminar, me gustaría explicar el verdadero motivo de esta entrada. Evidentemente la estima hacia Judith existe (y mucho, que quede clarinete), pero la verdadera razón por la que escribo esto empezó hará 3 semanas. Jjudithudith colgó en su perfil de Instagram una fotografía en la que se veían muchas camisetas deportivas que gente le había regalado y, aunque yo no haya sido participe de esta colección, me etiquetó. Quizás nunca llegaré a darte mi camiseta, porque soy un patata. Por eso te lo compenso con estas palabrejas que, humildemente espero que compensen lo de la camiseta.

Gracias

Anuncios

Firma entre Global Basket, Fundación ONCE y la UAB para la inserción académica y laboral de deportistas con discapacidad.

El pasado lunes 26 de octubre fue, para mi, una jornada muy intensa emocionalmente hablando. Asistí a la firma de un convenio de colaboración entre CE Global Basket, Fundación ONCE y la Universidad Autónoma de Barcelona; donde actualmente estudio.  Por si esto fuera poco, este evento se iba a desarollar el despacho del rector de la universidad.

Las citaciones empezaban el día anterior, 25 de octubre, cuando una compañera y amiga que trabaja para UAB Campus Media me preguntó si al día siguiente podían hacerme una entrevista para dicho medio para de hablar sobre el proyecto Global Basket. Accedí sin dudarlo y, además, propuse que mi entrenador, el exseleccionador nacional, Óscar Trigo,  estuviera presente en esta. Posteriormente, hablé con mi entrenador y fue él quien me informó de este evento y, como jugador y estudiante, me propuso asistir. Sin pensármelo dije que sí.

Todo empezó a las 15:30, cuando llegué al Rectorado acompañado de una de las piezas fundamentales del equipo administrativamente hablando, Raúl Elía. A partir de ese momento todo empezó a engrandecerse. En cuestión de minutos llegaron al lugar el Presidente del CE Global Basket, el ya nombrado Óscar Trigo, el director general de la Fundación ONCE, Jose Luis Martínez Donoso y otras personalidades. Instantes más tarde me dirigía junto a todos los presentes al despacho del rector de la UAB, Ferran Sancho.

Nervios pero a la vez serenidad fue lo que sentí cuando tales personalidades me estrechaban la mano como si uno de ellos me tratase. A partir de ese instante, miré de disfruta del momento y pensar en el paso de gigante que mi equipo estaba dando al vincularse con entidades tan importantes a nivel, ya no sólo deportivo, sino  también a nivel sociolaboral.

Finalmente, quisiera expresar mi agradecimiento a todos y cada uno de los asistentes a la cita por, como acabo de comentar, tratarme como uno más a pesar de que mi estatus esté muy por debajo del suyo.  Pero por encima de todo, me gustaría12196004_782072418581889_723630477099649361_n destacar a mi entrenador por brindarme la oportunidad de estar presente.